Metodología

Metodología

La propuesta metodológica parte de la intención de promover procesos de inclusión social en un territorio,  como mecanismos de transformación de condiciones económicas, sociales, políticas e individuales de las comunidades que se encuentran en situación de exclusión y vulnerabilidad.

La intervención realizada por la Fundación SIDOC es pensada y actuada teniendo como referente potenciar el tránsito de una situación de exclusión a una de integración y cohesión social, mediado por factores del ser, el tener y el estar, generando cambios materiales, sociales, políticos e individuales en  las comunidades.

Ejes de  intervención:

Inclusión personal: desarrollo de habilidades sociales, emocionales y cognitivas que  permiten a las personas tener una mejor imagen integrada de sí mismas, producto del reconocimiento de su historia y  la  construcción de un proyecto de vida.

Inclusión social y política: fortalecimiento de las redes sociales, la participación política, la vinculación del individuo con su territorio y el acceso a la protección pública. 

Inclusión económica: posibilitar el acceso a un trabajo productivo o actividad remunerada estable,  que permitan a un individuo ingresos suficientes  para satisfacer las necesidades básicas de sí mismo y de las personas a su cargo.

Inclusión urbana: recuperar espacios urbanos dignos para las comunidades en situación de exclusión, con el fin de posibilitar el acceso a ofertas educativas, económicas, sociales, culturales y políticas.

MARCOS DE REFERENCIA PARA LA INTERVENCIÓN

Desarrollo de habilidades para la vida: El desarrollo de habilidades sociales, cognitivas y emocionales (desarrollo psicosocial)  permite ver a la persona desde diversas dimensiones del aprendizaje.

Desarrollo de las inteligencias múltiples: integrar al proceso de aprendizaje la experiencia y los sentidos,  como herramientas en la aprehensión del conocimiento.

Participación y capital social: la participación desde el reconocimiento de la diferencia,  teniendo como premisa la igualdad, permite  el dialogo y la concertación,   el reconocimiento de los actores y sus intereses, y  la construcción de capital social.

Educación popular como herramienta para la cualificación y la transformación social: los procesos de cualificación formal,  acompañados de ejercicios de reflexión que permitan a la comunidad,  hacer una lectura crítica de su realidad y  asumir una posición proactiva respecto a la transformación de los factores generadores de exclusión social y de violencias en sus comunidades.